Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Nuestra academia
Nuestra academia
Bicicleta tandem para llegar a tus sueños.
Bicicleta tandem para llegar a tus sueños.
Nuestras aulas
Nuestras aulas
El árbol de las inteligencias mútilpes
El árbol de las inteligencias mútilpes
Nuestra aula virtual
Nuestra aula virtual

Orientación Educativa

Me permitirá el lector contar una anécdota de uno de los pedagogos que más ha influido en mi formación. Miguel Ángel Santos Guerra.

Un orientador visita las aulas de un centro. Observa a través de una ventana que los alumnos de una de las aulas gritan, saltan y se arrojan papeles en una algarabía tremenda. El profesor tumbado en la mesa sin prestar atención…o bien intentando hacerse oír. El orientador llama a la puerta y habla con el docente. Dice éste que los alumnos son insoportables y que no quieren aprender. Él está harto y ha tirado la toalla del esfuerzo y de la ilusión.

 

El orientador le explica que el ser humano está diseñado para aprender y que se trata de despertar el deseo de saber. Para hacérselo ver claramente mete la mano en un bolsillo y saca un corcho que por casualidad lleva en él. Llama la atención de los alumnos y les dice:

-Niños , ¿Qué es esto?

-¡Un corcho!-contestan al unísono.

-Si arrojo un corcho a un vaso lleno de agua, ¿Qué sucede?

-¡Qué flota!-contestan con energía y convicción

-¿Por qué flota el corcho?

Los alumnos se atropellan dando explicaciones sobre la densidad de los cuerpos. Y siguen dando explicaciones y haciendo comentarios cuando el orientador pregunta si una piedra arrojada al vaso también flotaría como el corcho.

Pregunta a continuación a los niños que de dónde ha salido el corcho. Ellos dicen que de los árboles. Y no paran de decir nombres de árboles y de contar historias sobre árboles, cuando el orientador les sigue interrogando sobre cuestiones literarias.

El profesor está sorprendido. Y le agradece el orientador la ayuda que le ha prestado. Ha solucionado su problema. Le ha enseñado a trabajar despertando la motivación y el deseo de aprender.

 

Semanas después el orientador acude al centro y, como es lógico, se acerca al aula del profesor esperando encontrar un panorama distinto al que vio por primera vez. Pero no. Las cosas están aún peor. Llama para hablar con el profesor. Cuando éste lo ve en el umbral de la puerta acude hacia él y le dice en una mezcla de ansiedad y reproche:

-Pero por favor, señor orientador, dígame ¿Dónde puso usted el corcho?

No somos “pakistanís”(versión coloquial entre docentes que viene a decir "Para que están ahí")…no tenemos la solución.por que no existe una sóla ..somos un elemento más del centro que favorece la labor de todos los profesores/maestros..esa labor es LA ORIENTACIÓN EDUCATIVA.

Orientar al alumno es una función inherente a la profesión docente. 

¡El corcho lo tenemos todos!

Si quieres saber un poco más del trabajo de orientación pincha en la imagen 

 

  • Rellene todos los campos del siguiente formulario y escriba en el cuadro habilitado las letras y/o números que salen en la imagen para contactar de manera más rápida y segura, y así poder resolver sus cuestiones.

    Gracias por su confianza en Academia FormArte
  • captcha Recargar captcha

    CONDICIONES: El usuario acepta que los datos enviados mediante este formulario serán gestionados únicamente por la empresa propietaria del sitio web que no compartirá dicha información salvo consulta previa al usuario. En cualquier momento el usuario puede solicitar la baja de sus datos en nuestra base de datos.

Productos + vistos
[ Ver + ]
Productos + favoritos
[ Ver + ]